jueves, 31 de julio de 2014

¡Se fueron los talleres de vacaciones!








Con el taller del día de hoy, se fueron las Vacas Extraordinarias de los Museos de Arte. Huyeron de forma escapadiza, como María Luisa.
En estos seis días de encuentro, alrededor de cien chicos vinieron a resolver misterios, a escribir enigmas y a conocer a Eliud.
En esta semana contamos con la presencia de Joel Ravanal, vendedor y artista que construyó durante más de dos años al depredador. Chicos, papás y público en general se quedaron escuchando atentos acerca de sus creaciones y la creencia de que con esfuerzo y perseverancia todo se puede lograr. Oímos sobre su manera minuciosa y tenaz de construir un gigante de 2,80 m de altura con una persiana vieja, cadenas de bicicleta, partes de una reposera y demás materiales reciclados.
Todos los días surgieron en los talleres misteriosas leyendas acerca de la vida de María Luisa y Eliud. 
La casita del naranjo resultó en esas ficciones uno de los refugios más propicios para que la escapadiza hiciera los deberes cómodamente y tuviera una linda vista de la casa. El niño de mármol fue, en algunos cuentos, regadera giratoria del patio y en otros, una estatua creada a imagen y semejanza (“sin duda”, decían los más atrevidos) de un hijo de María Luisa.
Todas esas historias que fueron escritas, contadas o ilustradas, hicieron de estas vacaciones un lugar productivo y amable, sumado a que muchos chicos conocieron por primera vez los Museos de Arte y prometieron volver.
María Luisa la escapadiza también.
¡Hasta las próximas vacaciones!