jueves, 30 de octubre de 2014

Fortunato Jorge (1931 - 2014)


















Gracias y hasta siempre Fortunato Jorge.

Nació en Bahía Blanca en 1931. En los años cincuenta comenzó a participar en salones regionales y naciones obteniendo varios premios. Trabajó en el espacio público participando en la producción de varios murales en edificios de nuestra ciudad y en interiores como los que se encuentran en la Galería Plaza.

En 1993 fue de los impulsores del Primer Simposio de Escultura Monumental en el que se realizaron diez obras, entre ellas “Ojival” de Fortunato Jorge. El Simposio daría lugar a que un año más tarde se creara el Paseo de las Esculturas. A su vez, realizó el busto de Carlos Di Sarli, emplazado en la plazoleta homónima ubicada entre las calles H. Yrigoyen y 12 de octubre.



















 























Los Museos de Arte fueron adquiriendo obra de Fortunato Jorge por medio de Salones y Bienales. Es así que ”Mujer y gatos” ingresó en 1965 como premio en el Salón Regional de Arte Bahía Blanca; “Fuga en el penal de Villa Devoto” se adquirió en 1992 por medio del Salón de Arte de Bahía Blanca; por último, en 2002 obtuvo el Segundo Premio Adquisición HCD, en la Bienal de Arte, con la obra “Los que se fugaron del corralito”, incorporándose así a la colección de los Museos de Arte: MBA- MAC. También pertenecen al patrimonio las esculturas “La mujer cañón” (1977), “La pareja” (1970), “Los duendes” (1978) y la pinturas “S/T” (1993). 






































En 2002 realizó una muestra junto con Alejandro Costa en el Museo de Arte Contemporáneo, mientras que en 2008, el Museo de Bellas Artes, realizó una restrospectiva con obras de la propia colección y otras pertenecientes al artista o coleccionistas privados.


















Todas las fotos corresponden al archivo de los Museos de Arte: MBA-MAC

Workshop de encuadernación



























Jueves 27 de Noviembre

de 10 a 16 h 


Inscripción en los Museos de Arte: MBA-MAC Sarmiento 450 de 8:00 a 20:00 h

Costo: $500 (quinientos pesos)


Seña para reservar el lugar: $200 (doscientos pesos) Sin excepciones. En caso de no poder asistir la seña de devolverá avisando con una semana de anticipación como mínimo. 


Fecha límite de inscripción: Martes 25 de noviembre a la tarde.


Dictado por: Luv Mau Cuadernos residentes en la ciudad de Rosario.


Orientado: Artistas, diseñadores e ilustradores


Requisitos: Se necesita experiencia previa en trabajo con cutter y manualidades y traer imágenes de su autoría para la intervención de las tapas.


"Los invitamos a participar de un workshop intensivo de encuadernación pensado exclusivamente para artistas, diseñadores e ilustradores, en donde se trabajará en la realización de cuatro formatos de encuadernación útiles para el armado de pequeñas publicaciones, fanzines, revistas, libros, álbumes de fotos, cuadernos, etc. Trabajaremos en la confección de 4 cuadernos utilizando tapa dura, blanda y combinada, y luego cada asistente intervendrá las tapas de sus cuadernos con su propio arte, con el objetivo de que cada cuaderno sea único e irrepetible."


Las técnicas a realizar serán:


.Encuadernación japonesa con tapa dura

.Encuadernación tipo revista por tomos cosidos y tapa blanda.

.Cosido de hojas con tapa blanda sin usar pegamento 

.Emblocado con tapa combinada


Experimentango


























Profesora: Ana Lucrecia Iglesias


Días y horarios: 16, 23 y 30 de noviembre de 2014 de 16 a 20 h


Informes e inscripciones: 4594006 / mbamac.bahiablanca@gmail.com

Costo: $ 250


Ciclo de tres encuentros en los que se trabajarán aspectos específicos de la danza del tango. Un diálogo entre conceptos y movimientos.

Cada encuentro tendrá una primera parte (dos horas) de teoría y práctica los contenidos para dar paso a una segunda parte (dos horas) explorando, practicando, “experimentango”.


La idea de este proyecto surgió a partir de la búsqueda de poner en diálogo la filosofía y el tango. Sumado a la intención de querer compartir estos caminos realizados y generar tiempos y espacios para la experimentación, investigación, reflexión e intercambios en general.


El nombre “experimentango” es creado a partir de la conjunción de la palabra tango y del verbo experimentar, en gerundio, queriendo indicar con ello la idea de movimiento, acción pero sin determinación de tiempo, modo o persona.


En este ciclo de tres encuentros se trabajará con aspectos específicos de la danza del tango. Se hará un diálogo entre conceptos y movimientos. Los ejes temáticos a tratar serán:


Eje, postura, equilibrio, pesos. Mirada analítica y sintética.

Relación con el piso, uno mismo y el otro. Superficialidad y profundidad.

Comunicación y recorridos de información. Conexiones. Abrazos.


Objetivos:


Generar tiempos y espacios para el intercambio, investigación, reflexión y práctica de aspectos que solemos pasar por alto.


Modalidad y carga horaria:


Cada ciclo constará de uno o más encuentros según los contenidos a desarrollar.


Cada encuentro tendrá una primera parte de clase de dos horas de duración donde se desarrollarán de manera teórica y práctica los contenidos a tratar. La segunda parte será una práctica de dos horas de duración donde cada uno se quedará justamente practicando, explorando, practicando, “experimentango”.

sábado, 25 de octubre de 2014

El diseño del libro “Campamento. Objetos e instalaciones del patrimonio de los Museos de Bellas Artes y Arte Contemporáneo de Bahía Blanca”



El proyecto de hacer Campamento nace de una muestra patrimonial y de ampliar la llegada del patrimonio local bahiense a otras miradas, otros espectadores. Se quería que la pieza gráfica que retratara la exposición fuese más que un catálogo de muestra como el que se venía trabajando en los Museos de Arte: MBA-MAC hasta el momento, entonces se dio paso a la primer publicación de los museos. Teníamos en cuenta que era una publicación para trabajar luego de dos meses después del haber cerrado la muestra.
Así se gestó la idea de hacer este libro. En un comienzo se desprendía de la exposición “Campamento”, realizada entre el 12 de julio y 11 de agosto de 2013, pero al ir pre-diseñándolo nos dimos cuenta que el libro superaba a la exposición en relato y contenido, se complementaban. Carolina Montero y Massi Díaz, integrantes del equipo de los museos, se encargaron de redactar los textos principales, junto a ellos, la directora Cecilia Miconi y el resto del equipo nos reuníamos para tomar las decisiones necesarias.                                                                              



                            Fotos de la muestra "Campamento"

El rol de diseñador del libro se extendía al rol de diseñador de los museos, había un ida y vuelta, un paralelismo donde no se podían dejar de lado las decisiones que ya se habían tomado en la muestra, como la tipografía, el color, toda su estética; tampoco se podía perder de vista el diseño institucional de los museos. Había que generar un sistema visual que abarcara todos esos elementos. Comencé el diseño partiendo desde lo general, pensando en la estética trabajada en los museos y en la muestra, para después centrarme y concentrarme solamente en la publicación.
 Lo primero fue trabajar el interior, empezando por la cantidad de páginas y secciones que tendría, luego las imágenes, su selección y sus relatos, pasando por cada sección para terminar con la tapa y contratapa. Todo el diseño se basó en un método de trabajo que partió de la generalidad y concluyó con los detalles, y donde no se podía perder de vista el alma del libro: el recorrido por las obras y su entrelazamiento.

Lo particular en este libro, con respecto al diseño, fue dosificar la cantidad de material que teníamos que incluir, respetando las decisiones de formato ya pautados previamente.
El relato fotográfico contaba con tres líneas diferente la primera consistía en las imágenes de plano general de las obras (eran muchas y superaban en cantidad a las expuestas), la siguiente estaba integrada por las fotos de sala de la muestra Campamento, y la última se concentraba en los detalles y texturas que se habían retratado de las obras expuestas. El caudal fotográfico era generoso (más de 300 imágenes) y necesitábamos acotar en gran medida.





Imágenes de las diversas líneas fotográficas incluidas en el libro


Con respecto a la primera línea, se resolvió mostrar cada obra en pequeña dimensión, se las trabajó de distintas manera en las diversas secciones del libro. Junto a los textos principales se las presentó a modo de recorrido, y en la sección de respuestas (cuestionario a los artistas que integraban con sus obras el libro) sobre una cuadrícula imaginaria, en dos partes intercaladas con el texto. Esta última resolución permitió cortar visualmente con un gran bloque textual, y darle identidad a la sección.
La segunda línea, las imágenes de sala, cumplió la función de acompañar los textos de introducción cubriendo páginas completas. Las texturas y detalles de obras -tercera línea fotográfica- fueron ubicadas simulando progresión, acercamiento, desde las primeras, tomadas en plano de corte, a las últimas mostrando solo detalles.
A la hora de la elección de las fotos se tuvo presente la idea de recorrido por las obras, ver cuál mostrar para generar un entrelazamiento visual en pocas, muy pocas, imágenes.

               
Ejemplos de las resoluciones aplicadas a las imágenes en distintas páginas del libro 

El texto, por su parte, fue planteado en dos columnas, otorgando integridad desde principio a fin, pasando por cada sección del índice y respetando esta disposición textual. Diversas pautas de tamaño, color y composición en cada página, aportaron el detalle de “diversión” al momento de diseñar (algunos pensarán que tengo una manera extraña de divertirme, de “pasarla bien” diseñando, puede ser cierto).

El tipo de papel y gramaje, tanto para la tapa como el interior, fueron elegidos antes de pre-diseñar el libro, el día que visitamos la imprenta. Sabíamos que estas decisiones, tomadas con tanta anticipación, tendrían gran importancia y valor en el acabado, era necesario visualizar claramente el producto final que queríamos mostrar, ya que no podríamos cambiarlas posteriormente. Estos aspectos son particularidades importantes en instituciones municipales como los Museos de arte: MBA-MAC, donde el primer paso de cada diseño es el de aprobar un presupuesto que deja establecidas pautas como la cantidad de páginas, tamaño y gramajes de hojas, entre otras. El área administrativa de los museos necesitaba un presupuesto detallado para aprobar y comenzar a trabajar por su lado. Teniendo en cuenta lo anterior, resolvimos trabajar en el interior del libro con papel obra, ya que era más rugoso y retrataba mejor la idea de un campamento. Para la tapa decidimos un papel satinado mate de mayor gramaje y presencia, impreso a una tinta, un verde.

La tapa fue lo último a diseñar, una vez que “el cuerpo” del libro tuvo forma, era el momento para descubrir cuál sería “su cara”. Queríamos trabajar algo tipográfico con presencia, el color era indiscutidamente el verde (tono elegido con anterioridad en la muestra ya pasada). En este punto entró en juego el gusto personal, el tono previamente elegido era un verde más oscuro, personalmente no simpatizo mucho con el color verde en general, a excepción de algunos tonos especiales como el verde manzana (verde amarillento) o los verdes azulados. Tenía que buscar la forma de que la tapa me sedujera, me atrajera visualmente. Conceptualmente, en este caso,  trabajar con un verde con tintes de azul funcionaba, entonces la búsqueda final del color quedó teñida de un gusto personal (derivado de las paletas de colores de algunos ilustradores que me interesan). A su vez, la obra de tapa (Límite, de Sandra Biondi) se eligió por ser orgánica, nos remontaba a la naturaleza que puede visualizarse en un campamento. La propuesta era repetirla generando una textura, usarla como nodos para representar un recorrido, cada aglomerado haría referencia a una obra y las partes lineales serían el entrelazamiento entre ellas. “La parte por el todo”, una parte de una obra como representación de cada obra del interior del libro. Ese concepto visual era el buscado, “la cara” tomaba forma y representaba el alma del libro, el recorrido por las obras.
Primero se diseñó tapa y contratapa en forma de pliego, luego se las trabajó por separado para equilibrar la composición de cada una, sin perder de vista la integridad de ambas.






                                                                                                                                                                Diseño de tapa y contratapa usando la obra "Límite" de Sandra Biondi



La experiencia de diseño se direccionó hacia un formato de trabajo en el cual me siento cómodo, desde lo general  al detalle, partiendo desde lo planeado y pactado para derivar en la creatividad y diversión, respetando siempre las decisiones previas. A través de los detalles busqué “jugar visualmente”, el momento de decidirlos es de pura intimidad, juego y disfrute, donde las presiones del tiempo reloj se disipan.         

jueves, 2 de octubre de 2014

VanGo Yourself




















VanGOyourself con la bajada "cansado de solo mirar las pinturas" es una iniciativa que se lanzó en mayo de este año y que invita a reinterpretar obras maestras de la historia del arte.

Lanzada por Europeana, plataforma que da acceso a más de 30 millones de objetos del patrimonio cultural digitalizados de toda Europa provenientes de bibliotecas, museos, archivos y colecciones audiovisuales, para facilitar la reutilización creativa de los contenidos del patrimonio cultural digital y los metadatos asociados.

También participa Europeana Creative, proyecto que tiene como objetivo el fomento de una reutilización de los recursos del patrimonio cultural por las industrias creativas de Europa.

Desde los Museos de Arte: MBA-MAC, en la muestra "Un montaje de posibles" invitamos al público a reinterpretar la obra de Sebastián Gordín¿Quién mató a quién?

Si vienen solos el personal del museo puede colaborar haciendo de ornitorrinco o de persona.



Un montaje de posibles



























Un montaje de posibles
Agenciamientos artísticos en torno al MAC durante los años noventa

Curador: Francisco Lemus

19 de septiembre al 30 de noviembre



Una invitación a conocer la historia del MAC, el primer museo del arte contemporáneo del país  en el contexto específico de los ´90.
Una muestra que recupera cuatro experiencias que dan cuenta de cómo se rompía con ciertas lógicas instaladas en un campo conservador y se acercaban a prácticas contemporáneas. Se hacía posible pensar el museo de otra forma, con otros vínculos, con otro criterio al definir una política de adquisiciones de obra. Aparecía, para los artistas, una nueva forma de gestionarse y de organizarse. ¿Qué efectos inmediatos produjeron en el campo artístico esas otras maneras de construir, relacionarse y operar?


La muestra cuenta con obras de Gustavo López, Alicia Antich, César Montangie, Horacio Aphalo, Marcello Marcolini, Cecilia Miconi, Judith Villamayor, Mabel Lemonnier, Elba Bairon, Cristina Schiavi, Sebastián Gordín, Silvia Young, Fortunato Jorge, Laura Rojas, Natalia Cacchiarelli, Sandra Biondi, Vanesa Bojart, Mariano Constantini, Ana María Porchilote, Mariela Scafati, Nilda Rosemberg, Verónica Valli y Mónica Zalla.


A su vez, dentro de la exposición se presenta un núcleo sobre el grupo Caos, curado por Candela Ferracuti, titulado Caos: redes, polifonía y experimentación.

¿Cómo escribir un relato (histórico) sobre un museo de arte contemporáneo? ¿Qué líneas se inscriben o escapan del mismo? ¿Qué sentidos se desprenden al levantar los pliegues de su(s) pasado(s)? Son algunos de los interrogantes que envuelven y desnudan a esta investigación curatorial desde sus inicios. Pensar en torno al MAC, su primera gestión directiva a cargo de Andrés Duprat (1995-2002) y un equipo de trabajo integrado por Cecilia Miconi, Luis Sagasti, Marcelo Marzoni y Claudio Redolfi, las exposiciones, el patrimonio, los espacios formativos y aquello más intangible como los relatos orales de una experiencia en común, implica indagar en los sentidos en disputa de una década de variante significación como los años noventa. 
(Fragmento del texto curatorial de Francisco Lemus)