martes, 3 de febrero de 2015

Conservación de Colecciones de Sonido e Imagen























Del 3 al 16 de noviembre de 2014 se realizó en México el curso SOIMA LATAM (Conservación de Colecciones de Sonido e Imagen) organizado de manera conjunta por el ICCROM (International Centre for the Study of the Preservation and Restoration of Cultural Property), el CNCPC-INAH (Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural) y el ENCRyM-INAH (Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía). Este programa fue puesto en marcha en 2007 por el ICCROM, (http://www.iccrom.org/courses/soima-course/) con el objetivo de aumentar los conocimientos de especialistas sobre la preservación digital, quienes luego extienden la conciencia en sus países. Y los Museos de Arte: MBA-MAC estuvieron presentes.




















Actualmente los registros sonoros y audiovisuales (películas, fotos, videos, audios) integran una gran parte de la memoria del mundo y se encuentran en distintas instituciones culturales, las cuales enfrentan numerosos problemas para conservar sus colecciones tanto en formatos análogos como digitales.

Además, la conservación de materiales sonoros y audiovisuales es compleja y requiere asesoría especializada, capacitación e infraestructura. Mientras que la digitalización ofrece nuevas posibilidades para ampliar el acceso, la distribución y preservación, exige también un conocimiento específico de quienes cuidan las colecciones. Las instituciones enfrentan la necesidad de evaluar las implicaciones tecnológicas de la digitalización así como tener la capacidad de generar proyectos que respeten los valores inherentes de dicho patrimonio sin comprometer los recursos institucionales.


En los Museos de Arte: MBA-MAC la incorporación en el año 2013 de las categorías arte sonoro y video arte a la Bienal Nacional de Arte activó las instancias de conservación y preservación de este tipo de obras. Es así como surge la investigación para el desarrollo de la plataforma son digitales. Ligado a esto los Museos de Arte: MBA-MAC darán acceso a las colecciones que el museo alberga desde 1931 -este año estará online la web- para lo que es necesario incrementar la formación en este sentido. Y experiencias como las del curso SOIMA-LATAM son muy necesarias.  

Algunas experiencias de los profesionales latinoamericanos que fueron parte del SOIMA-LATAM: 



















De la experiencia SOIMA-LATAM de México me gustaron, sobre todo, dos aspectos:

1) el factor humano (participantes: profesionales muy motivados, con ganas de aprender, trabajar y compartir; y los profesores y organizadores: atentos en todo momento a nuestras necesidades y requerimientos);
2) la didáctica del curso, donde el método de aprendizaje privilegiaba la comprensión mediante la experimentación y la práctica.

Y si tengo que destacar un momento del curso, me quedaría con el ejercicio “Mi proyecto en casa”, en el que había reflexionar sobre cómo aplicar lo aprendido durante el curso en nuestra concreta realidad institucional, una vez que estuviéramos de vuelta en nuestro país. El ejercicio consistía en proponer un proyecto para nuestras colecciones audiovisuales. El proyecto había que representarlo gráficamente a través de dibujos para después exponerlo a todo el grupo. Me pareció un modo muy creativo de reflexionar, visualizar y exponer a los demás las necesidades de nuestras colecciones y cómo podíamos afrontarlas en un proyecto concreto.

María Marta Caravaca, España.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Granada,

Responsable del Archivo de ICCROM.



"La cinta dice No pase y todos están pasando".

"Pero aquí no dice nada".

"Oh, ¿no tienen inventario?"

"Mañana lo íbamos a empezar a hacer".

"Esperemos que los dueños de las colecciones no se enteren todavía".

"We have to be creative with what we have".

"Esto es para que participen todos, pero no hace falta".

"¡Eso no es lo que estoy diciendo!"

"¿Quién está a cargo acá?"

"Aquí mi amor"

"Necesitamos un dirigente con mano dura"

"Si cada uno empieza a hacer las cosas por su lado todos nos perdemos".

"Es importante tener alguien que conozca la colección en el área de triage"

"Bueno, ¿y qué pasa si llueve?

"Todos están haciendo de todo"

"¿Pero para que lo pones ahí?" - "¡Ella me dijo que lo pusiera ahí!"

"Que no se le caiga, ¿eh?

Falta comunicación

"Calma, ustedes están haciendo cosas y nosotros no sabemos nada"

"Omitimos un paso: numerar las cosas"

"Pueden ayudar si quieren, si no les molesta, ¿eh?"

"Saquen al sapo"

"No, aquí no se puede grabar"

"Qué clase de institución es esta?"

"What experts? This is just a bunch of girls from highschool! I got a story here!

"I'm communication you can communicate with me"

"Yo soy la dueña del archivo" - "Como usted vinieron 10 antes"

"Carolaina esta despedaida"

"¿Disco, cuál disco?"

"No creo que los diskettes vayan a sobrevivir.

"If you have floppy discs you deserve a disaster!"

"Esta es la caja". - "No, esa no es". - "Que si es la caja". - "Que no"... 

"Creo que lo mejor es quemar todo. Esto jamás existió" 

Notas del trabajo de campo tomadas por Carlos Serrano, docente del curso.
Comunicador Social 
Jefe de la División Educativa y Cultural del Museo Nacional de Colombia.



Más allá de los incendios locales


Resumir, pero sobre todo, mostrar la importancia, complejidad y el gran momento de lo vivido en Soima 2014 en estas líneas, es casi imposible. Dentro de esa riqueza, quizá lo más valiosos, fue la posibilidad de poder compartir y entender las realidades y necesidades profesionales de cada uno de los participantes.

Vaya sorpresa la que me he llevado, al darme cuenta que dichas realidades son muy parecidas, por no decir iguales. A pesar de los idiomas y los acentos, así como de las características de las instituciones que representamos, sus colecciones y la información almacenada, había una línea común que nos unía como profesionales: la constante necesidad de estar sofocando incendios. Y con incendios me refiero a gastar una cantidad importante de recursos humanos y tiempo tratando de superar inconvenientes inesperados (aunque en realidad podrían ser muy esperados) en cuanto a informes, planeación, reorganización de funciones, presupuesto, y una cantidad importante de eventos, casi todos ellos administrativos. Cada uno de estos inconvenientes evitan que dediquemos nuestro tiempo a nuestra verdadera función: los fondos y colecciones y, sobre todo, los usuarios.

El tiempo, efímero como siempre, se desvanece en suplir necesidades, que más parecen requisitos políticos, en vez de ayudar a aquellos que llegan a nuestros puestos de trabajo ansiosos de información, ansiosos de conocimiento. Y en ocasiones, parecería que nuestra función, más que la difusión de los valores de la colección o la educación de públicos, es la educación de funcionarios, jefes o gobernantes. Personas importantes en la burocracia institucional, sin las cuales nuestras instituciones no funcionarías, pero que por lo general no permanecen un tiempo importante en sus cargos y que obedecen más a momentos electorales, que ha políticas de estado.

Este curso me ha mostrado la gran capacidad que tenemos los latinoamericanos de sobrevivir a nuestros gobernantes, de estar apagando incendios cada día, cada mes, cada 4 ó 5 años. Pero quizá, lo más valioso fue darnos cuenta de la necesidad de levantar la cabeza y sentirnos parte de una realidad similar y ser capaces de aunar esfuerzos, con el fin de superar estas coyunturas políticas y en verdad hacer parte de un estado nación, conformado por personas con necesidades muy humanas como la memoria, la identidad. Reconocernos en nuestras igualdades y nuestras diferencias, nos permite ayudarnos para convertir los incendios en simples fogatas y encaminar nuestros esfuerzos en superar coyunturas realmente importantes que se relacionen con esa identidad y esa memoria que nos une mediante la riqueza cultural y social única y diversa. En otras palabras Soima 2014, me enseñó la necesidad de representarnos no con una bandera, si no con aquellos que la sostienen.



Juan Felipe Santos, Colombia. 

Profesional en Conservación y restauración de bienes muebles 

de la Universidad Externado Colombiana.



¡Apabullante en todo sentido! Es increíble como un curso puede abarcar una experiencia tan integral, en el sentido que no sólo se limita a los contenidos técnicos acerca de la preservación de objetos audiovisuales; sino que es un generador de expectativas a desarrollar y de comunidades.

Fue maravilloso tener un grupo docente conformado por la gente que lidera las iniciativas, discusiones y acciones a nivel global. Mis partes favoritas fueron la dedicada a la imagen, desde la fotografía hasta el cine, y por supuesto la gente linda, increíble, cálida, sabia y apasionada que me acompaño en la travesía.


Daniela S. Carreón Cano. México. 
Restauradora Fototeca Nacional INAH



La contribución que a continuación presento, es en tanto organizadora del Curso SOIMA-LATAM, pero sobre todo desde un punto de vista personal. La mejor parte para mí del SOIMA-LATAM, fue la relación que nació entre los participantes (y me refiero tanto a “alumnos”, “docentes” como “organizadores”). Desde mi punto de vista, fue un primer paso para la formación de un grupo en comunicación (una red?) de conservadores de la imagen/sonido/audiovisual, tanto analógico como digital. De un simple curso salió un grupo unido y en comunicación.

Nadine Vera, México.
Conservadora-restauradora, Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC-INAH)



La experiencia del SOIMA LATAM 2014 fue enriquecedora en muchos sentidos, no sólo en la teoría y la práctica que resultan vitales para la preservación de colecciones de sonido e imagen, sino en la conciencia que nos obligó a salir del panorama local y nacional para conocer el contexto latinoamericano de las instituciones que resguardan estos archivos. Incluso nos permitió darle un vistazo al trabajo de instituciones de países con más recursos en este rubro, esto con el fin de aprender y poder actuar en conjunto en pro de normar los procedimientos de preservación.

Uno de los puntos más fuertes del curso fue la docencia, especialistas como Agustín Estrada, Ramón Coelho, Lidia Camacho y Richard Wright; gracias a la organización de Nadine Vera, Jo Ana Morfin y el apoyo de Carina Cruz y Gisela Villanueva; nos ofrecieron su conocimiento y su experiencia a lo largo de quince días de interesantes clases y prácticas muy divertidas, pero objetivas.

Por otro lado, Fernando Osorio nos compartió el tratamiento de que se le puede dar a las colecciones de diferentes soportes cinematográficos, además de aclarar muchas dudas. Samuel Franco nos brindó su amistad y nos guió en la práctica de “Grabación de campo” para aprender a documentar, en este caso, una presentación especial de un grupo jarocho. María Fernanda Valverde nos permitió comprender, en una par de horas, la evolución de los procesos fotográficos para Identificar, diagnosticar y preservar estas colecciones. Por último, la Maestra Kara Van Malssen, con el apoyo de Carlos Serrano, nos enseñó cómo realizar planes de preservación y planes en caso de desastres de colecciones mixtas, además de ampliar nuestro conocimiento en lo que respecta a los metadatos y el acceso a las colecciones digitales.

En conclusión, haber participado en el curso intensivo de “Preservación de colecciones de sonido e imagen” afirma el compromiso que tenemos cada uno de los participantes con el patrimonio sonoro, fotográfico, audiovisual y digital, y que cada quien actúa de acuerdo a sus posibilidades. Por eso, es nuestra responsabilidad sensibilizar a los jefes y directivos de los que dependen los cambios administrativos para una mejor preservación de nuestras colecciones; con la diferencia que ahora lo haremos con el apoyo y sustento de la red latinoamericana que se originó con nuestros compañeros, que sin duda son lo más entrañable.



Carlo Fontaine, México. 

Responsable del proyecto: Área de Acervo fotográfico, audiovisual y fonográfico en el Archivo General de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.



 

















































Video realizado por Samuel Franco. Guatemala.
Docente del curso.
Miembro del Comité Técnico DRTF (Disaster Relief Task Force) del Consejo Internacional de Museos, ICOM, para el período 2014 - 2016