sábado, 28 de octubre de 2017

Prótesis para músicos | Natalia Forcada

PRÓTESIS PARA MÚSICOS
Natalia Forcada 
CABA




Prótesis para músicos es una serie escultórica performática basada en la realización de prótesis con instrumentos musicales. La obra escultórica es posible de ser tocada adosándola como prótesis al cuerpo de el/los intérprete/s. Para Bahía Blanca se plantea una performance y una muestra escultórica de dos nuevas obras: Violonchelo para tórax y Violín para cuello.

Definición de prótesis: 

1. Colocación o sustitución de un órgano, una pieza o un miembro del cuerpo por otro o por  un aparato especial que reproduce más o menos exactamente la parte que falta. 

2. Pieza o aparato artificial que se coloca o se implanta en el cuerpo de un ser vivo para sustituir a otra pieza, a un órgano o a un miembro. 

Vengo trabajando en la búsqueda de relacionar objetos escultóricos con acciones performáticas. Según Fabiana Barreda, mi obra “investiga las relaciones entre la psiquis, el cuerpo y sus extensiones performáticas. A través de una cartografía espacial, recorremos una cartografía somática, dispositivos de experiencias físicas que nos permiten construir un mapa de autoconocimiento de nuestros estados corporales. La experiencia es la base de conexión en estas obras como en piezas de Lygia Clark, Rebecca Horn y Joseph Beuys donde las obras integran una alquimia de los sentidos.”

La idea de construir un instrumento para producir sonidos comienza con los ruidos que el hombre hace con su propio cuerpo: la voz, el silbido, el entrechocar de palmas, el golpe con los pies sobre el suelo y el golpe con las manos sobre el tórax. Éstos son los antecedentes de los instrumentos musicales. Con el correr de los años, el ingenio humano fue creando y desarrollando una gran cantidad de instrumentos que  se fueron perfeccionando hasta alcanzar hoy un nivel de gran calidad técnica y artística. La propuesta es intentar ortopédicamente incorporar los instrumentos como partes del propio cuerpo. Una especie de reapropiación a los inicios musicales del propio cuerpo y la posterior construcción de los instrumentos tal cual conocemos hoy en día. Para ello, diseño mis propias esculturas que luego realicé con la ayuda del luthier Andrés Cáceres, construyendo así una escultura musical. 













Especificaciones técnicas: 

Violín para cuello: madera, cuerdas, aluminio y hebillas de metal  |  29 x 20 x 20 cm.
Chelo para tórax: madera, cuerdas y hebillas de metal | 50 x 19 x 10 cm.